El home office, también llamado “Oficina en casa”, consiste en tener, dentro de un sitio propio dentro del hogar, los dispositivos y programas necesarios para realizar las tareas que normalmente se desempeñan en una oficina convencional. Es una forma contemporánea de sobrellevar la carga laboral sin la necesidad de salir de casa, de ese modo, el rango de aplicación a trabajos es más amplio.

Sin embargo, muchas personas temen utilizar este nuevo modelo de trabajo debido a que consideran que, lejos de ser más eficiente, puede fomentar la procrastinación, en esta ocasión vamos a desmentir este prejuicio contándote una de las mayores ventajas del home office: es el viajar mientras estás trabajando.

Las ventajas que ha traído la Cuarta Revolución Industrial

Para tener una oficina en casa lo único que necesitas es una computadora, una impresora, preferiblemente con un escáner, además de las herramientas o artefactos que sueles tener en una estación de trabajo, como puede ser grapadoras, perforadoras y demás. 

Del mismo modo, se requiere que cuentes con los programas de computadora adecuados para poder desempeñar tu labor, como son los paquetes de software de oficina, de este modo, tendrás todo un lugar de trabajo dentro de tu hogar.

Hay una ventaja que ha traído la llegada de las nuevas tecnologías, y es la portabilidad que está asociada a los nuevos dispositivos, no necesariamente los smartphones, así como las tabletas, sino que también a las computadoras portátiles, las cuales tienen cada vez más capacidad de memoria y almacenamiento.

Por ende, si planeas ir de vacaciones con tu familia a algún lugar, no tienes que preocuparte por pedir permisos de ausencia en tu empresa, basta con tener descargados los programas en una computadora portátil, además de equipaje para guardar todos los implementos que usas, y podrás irte a otro sitio sin interrumpir tu trabajo.

Esta tarea es mucho más sencilla si las empresas usan programas como Dynamics 365 for Sales, que tiene espacios en la nube desde los cuales es posible descargar e instalar, en cualquier dispositivo, los programas de oficina de tu puesto de empleado. ¡Simplemente maravilloso!

La versatilidad: El atractivo del home office

Las oficinas en casa son sumamente versátiles, pues no solamente se pueden volver estaciones de trabajo portátiles si utilizas los medios digitales a tu disposición, sino que, además, cualquier persona, sin importar en el tipo de empresa que trabaje, puede disponer de un Home Office para desempeñarse con mayor eficiencia.

En el estado mexicano de Sinaloa, se ha implementado este modelo durante los últimos meses, logrando resultados bastante interesantes, pues a pesar del prejuicio de la procrastinación asociado al trabajo en casa, cierto es que la productividad, en muchos negocios, ha aumentado.

Los dueños de tiendas de persianas en Los Mochis, una de las ciudades más movidas del estado, han reportado que las ventas se han incrementado debido a un servicio de atención al cliente más dispuesto y mejor preparado debido a que los recursos que no tienen en las oficinas comunes y corrientes los tienen en sus casas. Indiscutiblemente, una ventaja muy grande sobre la competencia.